YOGA, TAI CHI Y LONGEVIDAD

Enumeramos algunos de los beneficios de las gimnasias cuerpo-mente:

1. REDUCEN EL ESTRÉS Y LA ANSIEDAD

Un estudio realizado en la Universidad Tecnológica de Sidney mostró que el Tai Chi resulta más relajante y está más indicado para tratar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo que el mero ejercicio físico.

Su práctica regular ayuda a superar la depresión leve porque refuerza la autoconfianza. El movimiento lento y coordinado junto con la respiración consciente produce un efecto directo sobre los sistemas nervioso y endocrino.

2. FAVORECEN EL SUEÑO

Un estudio dirigido por la doctora Karen L. Caldwell y realizado con adultos con trastornos del sueño, mostró que dos clases semanales de taichí durante 10 semanas producían una mejoría significativa en la calidad de su sueño. También disminuyeron los síntomas de ansiedad.

 

3. AYUDAN A CONTROLAR EL PESO

La práctica regular favorece la pérdida constante de peso en el marco de una dieta equilibrada y controlada.

 

4. MEJORAN EL EQUILIBRIO

Las personas mayores tienden a sufrir caídas muy peligrosas. El Tai Chi y el Yoga refuerzan su sentido del equilibrio, por lo que es un eficaz medio preventivo. Además mejora el estado físico general y en especial, la movilidad de las articulaciones.

 

5. REDUCEN EL DOLOR CRÓNICO

Por ejemplo, la práctica habitual mitiga los síntomas de la fibromialgia, según un estudio dirigido por investigadores de la Universidad Tufts. En un pequeño estudio realizado con 15 pacientes de artritis reumatoide se comprobó que después de 12 semanas se había reducido el dolor y mejorado la movilidad.

Resultados similares se consiguen en pacientes con artrosis, la enfermedad más común que causa dolor a las personas mayores.

 6. POTENCIAN LA INMUNIDAD

Aumentan la renovación celular y, con ello, de favorecer la longevidad.

Lo demostró un equipo de investigación dirigido por el doctor Shinn-Zong Lin, neuropsiquiatra del Hospital Universitario Chino de Taiwán, gracias a un estudio de un año de duración que comparó indicadores de rejuvenecimiento y antienvejecimiento en tres grupos de participantes menores de 25 años.

El primer grupo continuó con sus hábitos normales, el segundo siguió un programa de ejercicio físico basado en la caminata rápida, y el tercero practicó Tai Chi. Los análisis mostraron que los practicantes de la técnica psicocorporal se beneficiaron más a nivel inmunitario.

El estudio, publicado en la revista Cell Transplantation, aporta una de las primeras prueba biológicas sobre los efectos peculiares de la práctica continuada del taichí.

 

Les dejo una vez mas mi video favorito: la demostración que nos hizo mi maestra después de una de mis sesiones de practica con ella en China:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: